Header Ads

CONTROLAR LOS CELOS - Consejos para controlar los celos

Como superar los celos en una relaci├│n de pareja :
Cuando creemos que nuestra relaci├│n amorosa corre serio peligro debido a la intromisi├│n de otra persona ajena a nosotros y pensamos que se puede involucrar sentimentalmente con nuestra pareja surgen, de forma inmediata en nosotros, todo tipo de inseguridades que se traducen en prohibiciones a nuestra pareja.



Este tipo de comportamientos son celos patol├│gicos y enfermizos, que deber├ín ser curados por medio de la comunicaci├│n en pareja, la recuperaci├│n de confianza o, por ├║ltimo, a un experto en temas de pareja.

El ser humano por naturaleza anhela todo el tiempo constituir una relaci├│n en pareja que le permita tener descendencia y, de esta manera, perpetuar su especie. Sin embargo, sus propios instintos lo traicionan, volvi├ęndolo posesivo y dominante, es ah├ş cuando surgen los celos enfermizos, sea hombre o mujer.
 
Si bien todas las personas tenemos bien definido este instinto de dominio y posesi├│n, s├│lo en determinadas personas se manifiesta excesivamente humillando a la persona que los padece y lastimando a la otra persona que lo soporta.

¿Por qu├ę algunas personas pueden controlar sus celos y otros no? La respuesta est├í relacionada al dominio propio de nuestros impulsos. Por ello es muy importante que las personas antes de actuar cegados por el impulso reflexionen bien sus ideas y pensamientos para no precipitarse y lastimar al ser amado.

Si bien es verdad que muchas veces nos molesta que nuestra pareja se junte con otra persona del sexo opuesto, se r├şa y hasta juegue de manos; nos da rabia y queremos increparle su comportamiento.

Pero es en ese momento que debemos pensar fr├şamente y dominar nuestros impulsos, calmarnos y darnos cuenta de que se trata del mismo comportamiento que uno mismo tiene con otras personas. En ese instante comprendes lo favorable que es controlar esos impulsos porque as├ş no da├▒as tu relaci├│n pareja.



Siempre debemos tener presente que tanto nosotros como nuestra pareja no son pertenencia de nadie, ni objetos que podamos disponer a nuestro antojo; no lo hemos comprado ni lo podemos encerrar en una b├│veda. S├│lo somos personas que acordamos, un d├şa, juntarnos para acompa├▒arnos y ayudarnos de forma mutua, pero siempre conservando su libertad para actuar y decidir.

Una pareja bien establecida tiene como potestad decidir lo que m├ís le convenga a cada uno, pero siempre actuando con el debido respeto y consideraci├│n hacia la persona amada. Algunos se equivocan al pensar que aprision├índolo o prohibi├ęndole que tenga amigos lograr├ín su fidelidad y compa├▒├şa incondicional. Nada m├ís alejado de la realidad, porque de esta manera lo ├║nico que conseguir├ín es que se alejen m├ís r├ípido de ustedes.

Algunas veces, uno de los integrantes reniega por el pasado sentimental de su pareja olvidando que al dejarlo entrar a nuestra vida, significa tambi├ęn haber aceptado todo su pasado amoroso, que nada tiene que ver con la relaci├│n de pareja actual.

La soluci├│n para resolver cualquier tipo de celos es teniendo mucha comunicaci├│n. No debemos callar nunca las cosas que nos disgustan de nuestra pareja, debemos sincerarnos y as├ş llegar a un acuerdo que satisfaga a ambos, pero si a├║n as├ş no llegamos a un feliz acuerdo necesitaremos acudir a expertos sobre parejas para que nos orienten a resolver nuestros problemas de celos e inseguridades.

Es muy importante mejorar nuestra estima personal, porque habitualmente, estos problemas de celos provienen de ese poco aprecio que nos tenemos a uno mismo y hace que nos haga sentir inferiores de nuestra pareja. Por eso es primordial dejar de sentirnos menos y pensar positivamente acerca de nosotros, valorando nuestras virtudes.

Recuerde siempre los aspectos de su personalidad que conquistaron el coraz├│n de su pareja. 
Tenemos que saber controlar nuestros impulsos para que luego no se traduzcan en palabras ofensivas e hirientes sobre nuestra pareja. Por ello, debemos determinar si nuestras sospechas son parte de nuestra imaginaci├│n o tienen fundamento. 

No olvidemos que los celos no son parte del amor, porque aqu├ęl que da├▒a a su pareja no la ama realmente.