Header Ads

Quien encuentra a una amistad verdadera,encuentra a un hermano,ya que cuando la amistad es sincera las personas no buscan ├║nicamente lo suyo si no que quieren hacer feliz a la otra que esta a su lado sin esperar nada a cambio...



Consejos para cuidar una amistad

1. Observar nuestro propio comportamiento: Para la asesora personal Hannah Nutley, el primer paso es mirarse a uno mismo y analizar c├│mo nos comportamos con nuestros amigos. “Es importante entender nuestro papel en la relaci├│n”, se├▒ala. “Responsabilizarnos de c├│mo interactuamos con alguien y c├│mo nos afecta es el primer paso para que haya cambios”.
2. Dar un paso atr├ís: Mark Vernon, autor de The Philosophy of Friendship (“La filosof├şa de la amistad”), aconseja a las personas que tengan paciencia con sus amigos, incluso en alg├║n momento nos molestan, porque alg├║n d├şa podr├şamos estar en su situaci├│n. “Todos tenemos ├ępocas en las que no estamos al 100% en la amistad”, se├▒ala. “As├ş que, cuando un amigo no se comporta del todo bien, debemos recordar que tarde o temprano nos puede pasar a nosotros”.


3. La honestidad a veces es lo mejor: Seg├║n Vernon, cuando tenemos alguna queja de alg├║n amigo, lo mejor es hablarlo con la persona en cuesti├│n, en lugar de acumular resentimiento. No obstante, se debe hacer con tranquilidad y de forma comedida para minimizar cualquier posibilidad de discusi├│n. “A veces”, se├▒ala, “por el bien de una relaci├│n, los amigos se deben arriesgar a hablar abiertamente”.

4. Esforzarse: Ursula James se├▒ala que aunque una relaci├│n sea plat├│nica, continua siendo una relaci├│n y al igual que con una pareja hay que hacer esfuerzos. “La amistad, como todo los tipos de relaciones, necesita cuidados”, se├▒ala. “No significa que tengamos que estar llamando constantemente”, sino ser conscientes de que una amistad requiere contacto, organizarse para pasar tiempo juntos y prestar atenci├│n a las necesidades de nuestros amigos.

5. Tomarla iniciativa para mejorar la amistad: Si nos encontramos con que en realidad somos siempre nosotros los que nos esforzamos sin recibir ning├║n apoyo por parte de la otra persona, entonces Hannah Nutley sugiere intentar realizar cambios sutiles. “Si somos el hombro en el que llorar para un amigo, intentar reconducir la conversaci├│n hacia algo de lo que queramos hablar”, se├▒ala. “Motivamos el cambio comport├índonos de forma diferente y creando, as├ş, el espacio para que tanto nosotros como la otra persona ‘nos manifestemos’ de forma distinta.
Para que el cambio se consolide nos har├í falta pr├íctica y compromiso, pero fundamentalmente nos servir├í para prepararnos mejor pare esta y otras amistades”.

6. Ser positivos: El psic├│logo James Brook aconseja intentar ser positivos y optimistas en todo momento, incluso ante la adversidad. “Las investigaciones indican que las personas se sienten m├ís atra├şdas por los individuos que muestran emociones y actitudes positivas y que buscan el significado positivo de las cosas, incluso en los momento adversos”, se├▒ala. “Igualmente, las investigaciones indican que las personas que generalmente se muestran negativas y pesimistas tienden a repeler a los que est├ín a su alrededor, ya que ├ęstos eligen pasar su tiempo con otros de aspecto m├ís feliz y optimista”.

7. Autoperdonarse:  Miedaner, autor de
The Secret Laws of Attraction (“Las leyes secretas de la atracci├│n”), afirma que, a menudo, las personas que tienden a juzgar o a ser muy cr├şticos con los dem├ís, lo son tambi├ęn consigo mismos. “Acabamos midiendo a nuestros seres queridos por los mismos altos est├índares que tenemos, independientemente de que si se han comprometido con dichos est├índares o incluso si conocen o no su existencia”, afirma. “La cura m├ígica para este desafortunado trato es perdonarnos ante todo a nosotros. Cuando dejemos de ser tan exigentes con nosotros mismos, podremos hacer lo mismo con los dem├ís. Otra forma de ver esto siendo conscientes de que lo estamos haciendo lo mejor que podemos en todo momento y lo mismo sucede con los dem├ís”.
8. Sentir el cari├▒o: El hipnoterapeuta, asesor personal y autor de Get The Love You Want (“Consigue el cari├▒o que quieres”), Glenn Harrold, sugiere utilizar t├ęcnicas de visualizaci├│n para construir amistades s├│lidas. “Pensar en un amigo que nos importa y con el que queremos desarrollar una amistad m├ís profunda”, se├▒ala. “Cerrar los ojos e imaginar un sentimiento profundo de cari├▒o que sale de nuestro coraz├│n hasta llegar al suyo y, en silencio, concentrarnos en la palabra ‘amor’. “Al hacerlo, evitar juzgar o discriminar y continuar proyectando un sentimiento de cari├▒o hacia ├ęl a trav├ęs de la conexi├│n de nuestro coraz├│n. Despu├ęs de hacerlo unas cuantas veces notaremos un lazo m├ís fuerte con esta persona”.

9. Escuchar: Philip Underwood, autor de Change your Thinking – Change your Life (“Cambia tu forma de pensar. Cambia tu vida”), afirma que cuando nuestros amigos nos hablan, debemos estar preparados para escuchar lo que tienen que decir. “Escuchar con la intenci├│n de comprender; con el coraz├│n, en lugar de con la cabeza”, advierte.
10. Saber cu├índo y c├│mo decir adios: Si una amistad nos hace m├ís da├▒o que bien, debemos ser capaces de reconocerlo y afrontarlo, se├▒ala Liz Pryor, autora de What Did I Do Wrong? (“¿Qu├ę hice mal?”) un libro sobre la amistad entre mujeres. “No escabullirse por la puerta de atr├ís, tartamudear, evitar o ignorar a la otra persona… especialmente si se trata de una amistad de muchos a├▒os… hay que dar la cara”, se├▒ala. Por e-mail, mediante una carta, por tel├ęfono o en persona, pero nuestro amigo debe saber lo que estamos haciendo. Poner fin a una amistad no nos hace m├ís crueles, ni peores personas… es nuestra vida en ese momento. Incluso podemos llamar a la otra persona y hablar de tomarnos un tiempo, pero es importante dec├şrselo”.