Google+ Followers

En este hermoso día que Dios te a regado,que tengas una bonita tarde, y que en tu corazón puedas sentir el deseo de enseñarle a tus hijos,la importancia de que tengan su proyecto de vida.

viernes, 4 de marzo de 2016



    • La primera vez que escuché hablar sobre la importancia de tener un proyecto de vida fue en mi casa. Recuerdo que mi madre me habló sobre por qué debía plantearme metas y objetivos en la vida. A lo largo de mi niñez y adolescencia, ella procuró enseñarme lo trascendental que era establecerme tiempos, formas y medios para cumplir con dichos propósitos.
      En ese sentido, resulta lamentable que hoy, en miles de hogares se haya dejado de lado enseñar a los hijos la importancia de tener un proyecto de vida. Millones de jóvenes transitan las calles sin objetivos y planes, pensando que pueden vivir y gozar del ahora sin preocuparse del mañana. Muchos de ellos viven sin saber qué será de sus vidas en un futuro. Más aún, ni siquiera se plantean la cuestión. Ciertamente, pareciera que para nuestra sociedad es un tema que ha pasado de moda.

      No obstante, ¿será posible alcanzar el éxito sin tener un plan integrado de metas y propósitos? O ¿será estrictamente necesario contar con un proyecto de vida para alcanzar los sueños y anhelos personales, familiares, profesionales, e incluso emocionales?
      Si ahora mismo tú estás en busca de las respuestas a estas preguntas y no sabes si el proyecto de vida es una práctica obsoleta, los siguientes cinco puntos te interesarán. A través de un proyecto de vida:
    • 1. Aprendes a comprometerte

      Fijarte metas y objetivos despierta en ti el sentido del compromiso. No sólo con las personas que te rodean, sino principalmente contigo mismo. Aprendes que el cumplir en tiempo y forma con lo que te has propuesto te hace una persona más confiable, segura y capaz. Comprendes que el ser comprometido es una cualidad necesaria para el éxito y que, por supuesto, nunca pasará de moda.
    • 2. Concentras fuerzas y tiempo en una sola dirección

      En definitiva, un proyecto de vida te ayuda a no gastar tus energías en distintas actividades, planes y direcciones improvisadas. A diferencia de otras personas —que malgastan su tiempo y fuerzas en quehaceres que no les gustan—, tú puedes despertar cada día con la fortaleza necesaria para continuar el camino que previamente te has marcado.

    • 3. Reduce tu estrés

      Está comprobado que las personas que no tienen planes ni proyectos, viven con más estrés que quienes sí los tienen. Con esto, no quiero decir que tengas que planear cada segundo de tu vida; sin embargo, es bueno que día con día definas cuáles acciones te acercarán más a ser la persona que deseas, para no vivir en constante incertidumbre.

    • 4. Experimentas mayor felicidad, tranquilidad y ánimo

      Saber hacia dónde te diriges, cómo llegarás a dicho lugar y cuáles recursos emplearás para cumplir con esto, te hará ser una persona más plena y feliz.
      Sin duda, te sentirás maravillosamente bien contigo mismo y con tu vida, a pesar de los desafíos. Contar con un proyecto de vida siempre te brindará mayor paz y fortaleza en los momentos de desánimo o aparente .

    • 5. Alcanzas el éxito con mayor seguridad

      Es un hecho: las personas que establecen a temprana edad un proyecto de vida son más propensas al éxito. Debido a que enfocan los mejores años de sus vidas a cumplir sus propósitos, los frutos de su trabajo y determinación les llegan con mayor satisfacción y alegría.
      Por último, si deseas convertirte en una persona exitosa, ahora es cuando debes esforzarte arduamente. Haz de tu proyecto de vida una moda en ti mismo. Demuéstrales a los jóvenes como tú, que se puede vivir libre y feliz con base en metas y objetivos. Por supuesto que es posible.

Quizás pueda interesarte.!!