Header Ads

Dios creo las familias para que se mantuvieran unidas a pesar de las dificultades que hay en este mundo, ama cuida y protege tu familia es hermosa


EL ABUSO DEL ALCOHOL Y LAS DROGAS EN LA FAMILIA

El consumo de drogas suele iniciarse en la adolescencia y está vinculado con el proceso propio de crecimiento: la exploración de experiencias nuevas, la autoafirmación el contacto con personas fuera del ámbito familiar.
El consumo de drogas de un adolescente puede ser visto como un fen├│meno familiar.
La adicci├│n como s├şntoma cumplir├şa una funci├│n en la familia.
• Cuando el adicto deja de consumir drogas, puede, en cierto modo, enfrenarse al abandono de la familia y, en este momento, desencadenarse una crisis familiar. 
Los padres se pelean o separan, o algunos de ellos hace alg├║n s├şntoma, o alg├║n hermano se convierte en problema. 
Ante esto el adicto retoma su conducta de fracaso y el otro problema desaparece.
No solo el adicto teme separarse de la familia, sino que ├ęsta siente el mismo temor respecto de ├ęl, transform├índose en un proceso interdependiente donde el fracaso se convierte en una funci├│n protectora de la cercan├şa familiar.
La familia puede soportar mentiras, robos, detenciones, violencia, sin adoptar una posici├│n firme debido a esto. Incluso incluir en su n├║cleo a su esposa e hijos.
La drogadicci├│n puede considerarse como parte de un proceso que involucra a tres o m├ís individuos, generalmente el adicto y sus padres y/o abuelos. 
En esta triangulación el adicto está en el medio de los padres ( lo cual es un ubicación
estructural disfuncional) formando un sistema que por momentos se puede ver amenazada por una discordia entre los padres.
Por ejemplo si esto ocurre el consumidor, activa y crea una situaci├│n que concentra la atenci├│n sobre ├ęl ( sobredosis, crisis, detenci├│n, agitaci├│n, etc.) esto permite a los padres pasar de la crisis conyugal al apego parental y se estabiliza nuevamente el sistema que estaba amenazado.
El adicto está atrapado en un dilema. Por un lado se siente presionado a permanecer estrechamente ligado a la familia, por otro lado fuerzas biológicas y socioculturales lo lleVan a establecer relaciones extrafamiliares más estrechas como parte del proceso de diferenciación.
La adicci├│n es entonces una soluci├│n parad├│jica para el dilema del adicto y su familia.
As├ş las relaciones que establece el adicto con la cultura de la droga refuerzan su dependencia de la familia. 
Parad├│jicamente cuanto mayor sea el v├şnculo con el grupo de adictos, mayor es su indefinici├│n, su adicci├│n yen consecuencia su dependencia.