----->>> Escuha Radio Ministerio JENS ---"La radio de la Esperanza y la señal que bendice"

Labels

slider

Recent

Con la tecnología de Blogger.

PAGINAS MAS POPULARES

Navigation

¿Cómo puedo enseñar a mi bebé a dormir toda la noche? ES MUY IMPORTANTE ENSEÑAR A LOS BEBES A DORMIR EN LA NOCHE

Cómo enseñar a un bebé a dormir toda la noche: lo que dicen los expertos

¿Cómo puedo enseñar a mi bebé a dormir toda la noche?

Hay diversos métodos para enseñarle a tu bebé a dormirse solito y a permanecer dormido toda la noche. 

Algunos bebés se duermen muy fácil y rápidamente. Pero a muchos les cuesta quedarse dormidos o volver a dormirse cuando se despiertan, y necesitan ayuda. Hay dos principales corrientes con relación a enseñar o "entrenar" a los bebés para que se duerman solos, y te las describimos a continuación. Se dividen, básicamente, en métodos que defienden "dejar llorar" al bebé o "dormirlo sin llanto". 

Algunos expertos en el sueño infantil recomiendan técnicas que están entre los dos extremos. 
¿Cuándo puedo empezar a enseñar a mi bebé?

Los expertos aseguran que la mayoría de los bebés están listos para aprender a dormir toda la noche entre los 4 y 6 meses, ya que a esta edad ya son capaces de dormir de 8 a 12 horas de corrido. Pero puedes empezar a prepararlo a partir de las 6 semanas de vida creando una rutina especial para acostarlo por las noches. 
¿Qué debo hacer para prepararme?

Cuando tu bebé tenga más o menos 6 semanas, empieza a crear una rutina nocturna para dormirlo. (Si tu bebé tiene más de 6 semanas, no te preocupes. Nunca es tarde para empezar.) Por ejemplo, hacia la misma hora cada tarde, dale un baño, léele un libro, dale de comer, cántale una canción de cuna y acuéstalo. (Lee más ideas en nuestro artículo sobre las rutinas para dormir a tu bebé.) 

Trata de levantarlo por la mañana a la misma hora cada día y ponlo a dormir la siesta a las mismas horas cada día. 

Durante los tres primeros meses de vida, tu bebé empezará, poco a poco, a dormir más horas de noche y menos horas de día. Necesitarás ir ajustando sus horarios a medida que tu bebé crezca y madure. 

Normalmente, hacia los 3 meses de edad un bebé ha desarrollado un patrón estable de dormir y estar despierto, y se alimenta pocas veces por la noche. Esta es una señal de que podría estar listo para que le enseñes a dormir toda la noche. 

Antes de empezar, asegúrate de que tu bebé no tenga ninguna condición médica que pudiera afectar su sueño nocturno. Deberás ser flexible con relación a cómo aplicar el método que elijas, y observar cuidadosamente cómo reacciona tu bebé. Si se resiste mucho o notas cambios negativos en su humor o comportamiento, interrumpe el entrenamiento y espera varias semanas antes de volver a intentarlo. 

Por supuesto, cada bebé es diferente. Algunos están preparados para esta clase de entrenamiento antes que otros. Y algunos pueden dormir 7 o más horas seguidas desde muy chiquitines mientras que otros no lo harán hasta mucho más tarde. 

Si no estás segura de si tu bebé está listo para aprender a dormir toda la noche de corrido, pregúntale a tu doctor. 
¿Cuáles son los distintos métodos para enseñar a un bebé a dormir toda la noche?

Hay muchas formas distintas de enseñar hábitos de sueño saludables a tu hijo. La técnica que tú elijas dependerá de con qué método te sientas más cómoda y de cómo responda tu bebé. 

Aunque los investigadores continúan debatiendo cuál es el mejor método para enseñar a un niño a dormir, la consistencia parece ser lo más importante. Un repaso a 52 estudios sobre diferentes métodos para enseñar a dormir a los bebés, publicado en 2006 por la revista Sleep (Sueño), descubrió que todas las técnicas funcionaban, siempre que se usaran de una manera consistente. Así que elige el método que te guste más y que te funcione mejor. 

La mayoría de los métodos para enseñar a dormir se basan en dos filosofías distintas: 

"Dejarlo llorar" 


Estos métodos para enseñar a dormir dicen que está bien dejar a tu bebé llorar en la cuna, pero no abogan por dejar llorar a un niño indefinidamente. Típicamente sugieren acostar al niño cuando aún está despierto y permitir que llore durante breves periodos de tiempo, contigo entrando a intervalos para calmarlo, pero sin cargarlo en brazos. 

El método más conocido de "dejarlo llorar" en Estados Unidos es el del pediatra Richard Ferber, director del Centro para Desórdenes del Sueño Infantil en el Children’s Hospital de Boston. Ferber afirma que para que un bebé se duerma solo y duerma toda la noche de corrido, tiene que aprender a calmarse solito. Para enseñarlo a calmarse solo, Ferber considera que quizás tendrás que dejarlo llorar durante unos periodos de tiempo determinados. 

Lee más detalles sobre cómo enseñar a dormir dejando llorar a tu bebé. 


"Dormir sin llanto" 


Los métodos para enseñar a dormir sin llanto defienden un entrenamiento más gradual, con papá o mamá ofreciendo consuelo inmediato cuando el niño llora. El pediatra William Sears, autor de The Baby Book (El Libro del bebé), es el defensor más conocido de este método en Estados Unidos. 

Lee más detalles sobre los distintos métodos para enseñar a dormir sin llanto.


Otros métodos 


Hay expertos cuyas recomendaciones se sitúan entre los dos métodos mencionados arriba. Quizás el más conocido de ellos sea el pediatra estadounidense Harvey Karp, autor del libro El bebé más feliz del barrio. Karp sugiere una rutina muy específica que incluye cinco pasos concretos: envolver a tu bebé, situarlo de costado o sobre su pancita (para calmarlo, pero no cuando duerme), hacerle sonidos como "sh, sh, sh…", mecerlo y darle algo de chupar. 

OBSERVACIÓN: Este es un método específico para recién nacidos y bebés de hasta 6 semanas de vida. A partir de esa edad, podrás seguir envolviendo a tu bebé y usar cualquiera de los pasos que aún te funcionen. 
Lo que dicen los expertos

Richard Ferber, autor de Solve Your Child’s Sleep Problems 
"Para cuando un bebé cumple 3 meses y ya ha desarrollado un patrón de 24 horas bastante predecible, darle una estructura consistente resulta aún más importante. Si te esfuerzas en establecer una rutina diaria consistente y mantenerla en la medida de lo posible, es muy posible que tu bebé continúe desarrollando buenos patrones de sueño. En cambio, si las horas en las que tu hijo come, juega, se baña y realiza otras actividades cambian constantemente, hay más posibilidades de que su sueño también sea irregular". 

Marc Weissbluth, autor de Healthy Sleep Habits, Happy Child 
"Con bebés que tienen menos de 3 o 4 meses, deberías intentar seguir el ritmo natural del sueño del niño. No esperes que adopte un horario de sueño predecible, y no trates de imponer un horario rígido. Después de los 4 meses, creo que los padres pueden influenciar la duración del sueño de su bebé". 

William Sears, autor de The Baby Sleep Book 
"Prepárate para que una forma de cuidar al bebé por la noche funcione en una etapa, pero deje de funcionar en otra. Ábrete a la posibilidad de probar distintas técnicas. Sigue tu corazón, en lugar de los consejos de un extraño y, a la larga, tu bebé y tú encontrarán una rutina nocturna que les funcionará a ambos". 

Cathryn Tobin, autora de The Lull-a-Baby Sleep Plan 
"Me sorprende que nuestra cultura aborde el enseñar a los bebés a dormir bien completamente al revés. Primero permitimos que formen malos hábitos de sueño, y después buscamos soluciones extremas para romperles el hábito. Una vez que reconocí este error fundamental, la solución al terrible problema de la falta de sueño quedó más clara que el agua: Anima a los bebés chiquitos a desarrollar buenos hábitos de sueño desde el comienzo, y no necesitarás corregir malos hábitos después". 

Jodi Mindell, autora de Sleeping Through the Night 
"Cuanta más práctica tenga tu bebé de dormirse solo, más rápido funcionará el proceso. Se dormirá solito y tú obtendrás el sueño que tanto necesitas. Pero no esperes mucho. Cuanto más pronto, mejor. Una vez que tu bebé esté un poco mayor (alrededor de los 5 o 6 meses de edad) el proceso de establecer un horario de sueño y de que duerma toda la noche se volverá más difícil". 

Tracy Hogg, autora de The Baby Whisperer 
"Mucha gente no se da cuenta de que los bebés necesitan la enseñanza de los padres para establecer buenos hábitos de sueño. De hecho, la razón por la que hay tantos problemas de sueño es porque mucho padres no se dan cuenta de que son ellos, y no sus bebés, quienes deben controlar la rutina de sueño nocturno". 
¿Tengo que usar un método concreto para enseñar a dormir a mi bebé?

No necesariamente. A menudo los padres prueban un método determinado cuando están exhaustos y frustrados porque no consiguen que su hijo duerma toda la noche. Si estás contenta con los hábitos de sueño de tu bebé, simplemente continúa haciendo lo que haces. 

Las expectativas y el nivel de tolerancia de las familias varían. Un niño de 9 meses que se despierta dos veces cada noche podría tener a sus padres al borde de la locura, mientras que a otros padres no les importaría en absoluto. Pero si no estás contenta con los hábitos de sueño de tu bebé, considera informarte más a fondo sobre los distintos métodos creados por los expertos para enseñar a dormir a los bebés, o aconséjate con otros padres. 

Ten en cuenta lo siguiente:

Algunos niños tienen una facilidad natural para dormir bien y se adaptan rápidamente a un horario de sueño que le funciona a toda la familia. A otros les cuesta más dormir y necesitan más estructura o cuidado para dormir bien.
Cada niño es diferente. Si las estrategias que usaste con tu primer niño no te funcionan con el segundo, quizás tengas que cambiar de método.
Tal vez no puedas utilizar uno de los métodos de "dejar llorar" si tienes otros niños, ya que el llanto del pequeño seguramente despertaría a los demás.
No tienes que seguir un determinado método al pie de la letra. Quizás encuentres solo una o dos estrategias dentro de un método que te funcionen. Aprovecha las que te sirvan.
A veces el sentido común es el mejor "método". Algunas familias encuentran sus propias formas de enseñarles a sus hijos buenos hábitos de sueño. Si encuentras un método que te funcione, sigue usándolo.
Recuerda que aunque tu niño haya "completado el entrenamiento", habrá ocasiones en que podría retroceder, como cuando se enferma o lo llevas de viaje.
Lo que dicen otros papás

"Mi primera hija empezó a dormir toda la noche de corrido (de las 10 de la noche a las 9 de la mañana) cuando tenía 6 meses. Teníamos una rutina completa para dormir: un baño, un cuento, su biberón, acostarla en la cuna, ponerle un poco de música...y en diez minutos estaba dormida. Nos fue de maravilla. Pero nada de eso funcionó con mi segunda hija ni tampoco con mi hijo, por eso probé algo diferente con cada uno de ellos. A veces el plan no funciona. Ponle atención a tu bebé, él o ella te dirá todo lo que necesitas saber." 
— LaKisha 

" Mi bebé tiene 3 meses y aún no duerme toda la noche, y eso no me molesta. La dejo en su cuna o moisés hasta que la amamanto a las 3 de la mañana, y luego la colocamos en nuestra cama hasta que mi esposo y yo nos levantamos para ir a trabajar. Solo se queda en su cuna si ya está dormida, normalmente después de que le doy el pecho o la acuno; pero sí se duerme solita si la pongo en el moisés al lado de mi cama. Ella está contenta y nosotros también. Aunque esté en contra de la sabiduría de los expertos, funciona para nosotros." 
— Anónimo 

"A mi primer hijo lo dejaba llorar y nos fue bien. A mi segundo hijo también lo dejaba llorar, pero tardaba mucho más en calmarse. Con el tercero, si lo dejábamos llorar por mucho tiempo, se desesperaba mucho. Se sacudía mucho en su cuna y raramente se calmaba o se dormía solo. Las pocas veces que se quedó dormido, se despertó a los pocos minutos chillando frenéticamente. Era obvio que dejarlo llorar no funcionaba, por eso busqué otras opciones. Busca algo que funcione para tu hijo. Te alegrarás de haberlo hecho." 
— Mamá de L.B. 

"Mi bebé de 4 meses y medio solo duerme toda la noche si hacemos todo lo que los expertos dicen que no debemos hacer. Tengo que amamantarla, a no ser que quiera verla ponerse morada y llorar por 45 minutos o más. Cuando empieza, es como si le hubieran dado la cuerda y nunca se tranquiliza hasta que hago algo para calmarla. Así ha sido desde el principio. Al final, la pregunta era: ¿queremos dormir, o queremos hacer lo que dice el libro? Si la acuno y luego la acuesto, duerme de ocho a diez horas. A todos los padres que tiene un bebé como el mío: No se desesperen y hagan lo que les funcione mejor." 
— Amanda 


Share

Tarjetitas de Amor

Post A Comment:

0 comments: